Tipos de seguros de vida para médicos: ¡elige el tuyo!

Ser médico supone trabajar en una profesión económicamente segura y estable. Una recompensa justa si tenemos en cuenta los años de dedicación y esfuerzo que se necesitan para conseguirlo. Sin embargo, incluso siendo médico tienes que pensar en el futuro, en el tuyo y en el de tu familia, y estar prevenido ante eventos inesperados que puedan acabar con esa tranquilidad. Los seguros de vida para médicos son la mejor solución: te protegen a ti cuando más lo necesitas, sirven de apoyo a los tuyos para afrontar cualquier dificultad y además te permiten ejercer tu profesión sin preocupaciones.

Preocupaciones reales que afloran cuando comienzas a tener responsabilidades más allá de lo laboral, cargas económicas y familiares. Por eso, es a partir de los 30, con una hipoteca o la llegada al mundo de un hijo, cuando te empiezas a plantear la contratación de un seguro de vida. Pero, ¿cuál es el que cubre tus necesidades? ¿Qué debe incluir? Te damos las claves para que conozcas las coberturas que puede ofrecer un seguro de vida para médicos para que puedas escoger el que más se ajuste a tus necesidades.

El seguro de vida te cubre con un capital determinado principalmente por defunción; lo interesante es que el seguro de vida incluya como coberturas complementarias, añadidas al fallecimiento, la incapacidad permanente absoluta y la incapacidad profesional permanente:

Defunción

La pérdida de una persona no solo afecta a su entorno en términos emocionales, sino que también se ve comprometida la capacidad de mantener una cierta calidad de vida familiar en el ámbito económico. En este sentido, cuando un médico contrata un seguro, lo ideal es que cubra el fallecimiento por cualquier causa, tanto por enfermedad o accidente laboral y extralaboral con entre tres y cinco veces los ingresos anuales de la familia.

Y, ¿quién sería el beneficiario? Cualquier persona que haya designado el contratante del seguro puede ser el receptor de la póliza. Sin embargo, lo más habitual es que el beneficiario sea la pareja o los hijos. En su defecto, la ley indica quienes son los beneficiarios legales.

Mutual Médica ofrece al médico la posibilidad de escoger entre fallecimiento por cualquier causa, por accidente o por accidente de tráfico.

Incapacidad Profesional Permanente

Hay que tener en cuenta que no solo la muerte de una persona puede interrumpir la estabilidad de una familia. La vida profesional de un médico puede ser muy larga y es importante que protejas tu economía ante cualquier eventualidad. Accidentes laborales, de tráfico o una enfermedad pueden alejarte de tu profesión. Contar con un seguro de vida que cubra la incapacidad profesional permanente te protegerá con el capital que tú decidas si algún día no puedas ejercer la Medicina y tienes que reorientar tu profesión.

Invalidez Permanente Absoluta

Las prestaciones de la Seguridad Social son de gran ayuda pero no son suficientes para apoyar a la familia que ya no cuenta con el mismo sustento económico. Por eso, es importante contar con un capital que cubra casos de invalidez permanente absoluta. Si ya no puedes ejercer tu profesión ni volver al mundo laboral, el capital que te ofrece esta cobertura cuidará de ti y de tu familia.

Es posible que el primer motivo que impulsa a un médico a contratar un seguro de vida sea la cobertura por fallecimiento. Un producto que supone en nuestro país la gestión de unos 178 millones de euros, según datos de la asociación empresarial de las aseguradoras, Unepsa. Sin embargo, las coberturas por incapacidad profesional absoluta y por incapacidad profesional permanente son complementos que un médico debería considerar. En Mutual Médica no solo te ofrecemos todas estas coberturas en nuestro seguro de vida para médicos, sino que, además, incluye cobertura por defunción hasta los 80 años y sin recargos por fraccionamiento del pago.