Nuestro planeta, nuestra salud

Un año más, desde Mutual Médica nos sumamos al Día Mundial de la Salud que se celebra cada 7 de abril. Una jornada que nos invita a reflexionar y abordar los retos como sociedad en relación con esta materia, tan importante para las personas y que nos involucra directamente a nosotros, los profesionales del mundo de la medicina.

Coincidiendo en esta ocasión el Día Mundial de la Salud con el aniversario de la creación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 1948, el organismo que se encarga cada año de seleccionar un tema para destacar un área prioritaria de preocupación de salud pública en el mundo. En 2022, el ámbito escogido para protagonizar la jornada ha sido “Nuestro planeta, nuestra salud”.

A través de este día tan significativo, se pretende dirigir la atención mundial a la conexión entre el planeta y nuestra salud instando a las personas, comunidades, gobiernos y organizaciones de todo el mundo a compartir las medidas y acciones que están adoptando para proteger el planeta y la salud.

Cuidar de nuestra salud empieza por vivir en un entorno y un ambiente saludables que favorezcan a nuestro bienestar y, para conseguir promover estas rutinas, debemos poner el foco en el cuidado del medio ambiente, un factor directamente vinculado con la salud.

La estrecha relación entra la salud humana y el medio ambiente

El mantenimiento de una buena salud viene de la mano del cuidado del entorno y del medio ambiente, que están íntimamente relacionados entre sí, y son muchos los factores de nuestro alrededor que influyen en el organismo.

El aire, el agua, el entorno de trabajo y el estado de los espacios interiores están directamente vinculados a nuestro bienestar y a nuestra salud.

Hace 10 años, en 2012, la OMS indicó que 12,6 millones de personas perdieron la vida por vivir o trabajar en ambientes poco saludables, lo que corresponde a casi una cuarta parte del total mundial de muertes, y esta estimación sigue vigente hoy en día.

Las condiciones de cada zona geográfica, sanitarias, económicas y sociales, y las circunstancias en las que se vive, influyen en la manera en que el medio ambiente afecta a la población. Según datos del Ministerio de Sanidad, en Europa se estima que 1,4 millones de muertes al año están relacionadas con causas vinculadas al medio ambiente.

Por otro lado, según Ecodes, los principales problemas medioambientales a los que nos enfrentamos hoy en día en relación con la salud humana son la contaminación del aire, agua y suelos, el ruido, las emisiones químicas, la contaminación alimentaria y las consecuencias del cambio climático.

Los problemas en Salud más frecuentes provocados por efectos medioambientales

Los profesionales médicos, como todas las personas, nos exponemos en nuestro día a día a entornos medioambientales que afectan de manera directa y negativa a nuestra salud. Para poder evitar o conseguir una disminución de estos efectos en nuestro organismo, debemos ser conscientes de cuáles son estos problemas y cambiar nuestros hábitos y rutinas, empezando a contribuir en el cuidado del medio ambiente, y a su vez, mejorando el estado de nuestra salud.

Actualmente, estos son algunos de los problemas detectados en la salud de las personas más frecuentemente y provocados por dichos efectos:

  • Las enfermedades respiratorias como el asma y las alergias, vinculadas con la contaminación del aire, ya sean en ambientes cerrados o al aire libre.
  • Los trastornos neurológicos de desarrollo, por los metales pesados, POP (Persistant Organic Polutants), contaminantes orgánicos, las dioxinas…
  • El cáncer infantil, determinado por factores físicos, químicos y biológicos, como, por ejemplo, el humo del tabaco en el núcleo familiar.
  • La presencia/inhalación del humo del tabaco durante el embarazo, que aumenta la posibilidad de muerte súbita entre los bebés, déficit de peso en el nacimiento, funcionamiento reducido de los pulmones, asma, insuficiencia respiratoria, infección del oído medio…
  • La radiación ultra violeta puede reprimir la respuesta inmunológica y constituye una de las principales fuentes del cáncer de piel.
  • La exposición a niveles de ruido elevados o constantes cerca de las escuelas, puede influir negativamente en el aprendizaje y el desarrollo, y dañar el sistema auditivo en casos extremos.

El papel de los médicos frente al cuidado del medio ambiente

Los profesionales médicos jugamos un papel fundamental en todos los factores vinculados a la salud humana. Por este motivo, la implicación en el cuidado del medio ambiente en nuestro entorno profesional será imprescindible.

Son varias las acciones que podemos llevar a cabo desde los centros sanitarios para contribuir al cuidado del medio ambiente. Algunas de ellas son:

  1. El uso de materiales no contaminantes. Podemos elegir materiales que no contaminen o reciclados para nuestro día a día en el hospital o centro sanitario.
  2. La promoción y la práctica del Siempre que sea posible deberíamos reciclar nuestros residuos. De igual modo, podemos fomentar que en nuestro lugar de trabajo se recicle de manera correcta y se fomente a todos los trabajadores.
  3. El uso de la cantidad de material sanitario justo. Podemos evitar crear más residuos de los necesarios y el aumento de la sobreproducción si medimos bien el material que usamos.

Una muy buena acción que podemos llevar a cabo como profesionales médicos es explicar en las consultas con nuestros pacientes la relación directa entre el cuidado del medio ambiente y nuestra Salud. Al fin y al cabo, las medidas que adoptemos en el día a día para reducir nuestra huella ecológica tienen una repercusión en beneficio de nuestra Salud. Por ejemplo, el hábito de caminar al menos una hora al día, siempre que sea posible, es positivo para nuestro organismo al mismo tiempo que evitamos la movilidad con transporte altamente contaminante como el coche.

A parte de las acciones voluntarias que podemos inducir en nosotros mismos y en nuestros pacientes para contribuir en el cuidado del medio ambiente, las asociaciones médicas tienen el deber de realizar estudios analíticos de identificación de problemas y regulaciones medioambientales, así como su impacto en la salud, y nosotros, como profesionales médicos, debemos acoger las regulaciones ambientales para mejorar la calidad de vida de todos y perdurar las formas de vida en el planeta.

Europa mantiene un compromiso consolidado en favor del medio ambiente desde los años 70. Este incluye la protección de la calidad del aire y del agua, la conservación de recursos y de la biodiversidad, la gestión de residuos y de las actividades con efectos perjudiciales.

Los profesionales médicos podemos sumarnos a este compromiso contribuyendo a un cambio de hábitos que respeten el medio ambiente, tanto en el entorno profesional como personal, convirtiéndonos en un ejemplo para todas las personas del mundo y ayudando a aumentar la salud de la población a través de un entorno ambiental cuidado y libre, velando, una vez más, por el bienestar de los pacientes.

TE RECOMENDAMOS: