Las guardias médicas: guía para aliviar el estrés y la ansiedad

A lo largo del tiempo, el sistema de guardias médicas ha sido el epicentro de numerosos debates entre la comunidad médica. La exigencia se encuentra presente en la mayor parte del día a día de los profesionales sanitarios y, en especial, en estas largas y exhaustivas jornadas de guardia. No cabe duda de que se trata de una de las prácticas más provechosas en términos de aprendizaje para los médicos en formación MIR. Sin embargo, también puede repercutir de forma negativa en su salud.

Un estudio elaborado en 2020 por la Universitat Ramon Llull ponía de manifiesto la estrecha relación entre las guardias y los niveles de estrés en los médicos. Se demostró que los médicos en turno de guardia mostraban un deterioro significativo en todos los indicadores fisiológicos, de rendimiento y estado de ánimo en comparación con los participantes del grupo sin guardia. Estos resultados sugieren que es necesario revisar los sistemas de guardias médicas para reducir la carga de estrés que incide directamente en las condiciones de trabajo.

Dicha ansiedad y estrés pueden conllevar una serie de efectos perjudiciales para la salud del médico, acostumbrado a anteponer el bienestar de otras personas al suyo propio. Entre sus consecuencias hallamos:

  • Alteraciones en las habilidades cognitivas
  • Inhibición del sistema inmunológico
  • Mayor número de errores y bajo nivel de concentración
  • Alteración del ritmo respiratorio
  • Sentimientos de falta de control
  • Tensiones musculares
  • Mal humor

Cómo evitar el estrés y la ansiedad en las guardias médicas

Por ello, en Mutual Médica te recordamos una serie de consejos para médicos realizados por expertos sobre cómo aliviar el estrés y la ansiedad naturalmente, con el fin de hacer tus guardias médicas algo más llevaderas:

  1. Descansa la tarde antes de comenzar el turno de noche: realiza planes con tus amigos o familiares para llevar a cabo actividades que mantengan tu mente ocupada sin agotarte físicamente. Evita, a su vez, cualquier tarea administrativa o burocrática.
  2. Duerme dos horas más de lo habitual la noche anterior: el cuerpo se sentirá más descansado, relajado y listo para afrontar la jornada de guardia.
  3. Organiza planes divertidos: pensar actividades para los días posteriores a la guardia mantiene tu mente ocupada y previene la pérdida de vida social como consecuencia de las jornadas extenuantes.
  4. Controla el consumo de excitantes: cabe recordar que el café, el tabaco o los refrescos producen tolerancia y su consumo excesivo puede ocasionar problemas gastrointestinales.
  5. Come y bebe de forma recurrente y adecuada: mantenerse hidratado, comer piezas de fruta o chocolate para reponer los niveles de glucosa y evitar las comidas copiosas son algunos de los tips para sobrellevar una larga jornada. 
  6. Pequeñas siestas de 20 minutos: encontrar momentos en los que dormir a intervalos regulares mejora el rendimiento y te permite afrontar el turno mucho más descansado.

Protegemos tus intereses como médico

A pesar de las consecuencias que provocan las largas horas de trabajo, las guardias constituyen una parte sustancial del sueldo del médico, en especial en el caso de los residentes. Porque desde Mutual Médica trabajamos por proteger los intereses del profesional médico, ofrecemos el Seguro de Guardias Médicas, que cubre desde el primer minuto y asegura una renta diaria por la pérdida de ingresos en caso de baja laboral por enfermedad o accidente. Supone así un complemento a los ingresos procedentes de la Seguridad Social o de los Seguros de Incapacidad Laboral. Aporta ventajas diferenciales como cobertura por permiso de maternidad y paternidad o la baja por riesgo durante el embarazo. Para que desarrolles tu carrera con total tranquilidad.