Conciliar la vida familiar con la profesión médica, ¿utopía o realidad?

La conciliación familiar es una cuestión importante en cualquier actividad empresarial, pero, si en algún sector en concreto se hace especialmente difícil encontrar el equilibrio entra la vida profesional y la vida personal, es en la medicina: las 24 horas deben estar cubiertas, los turnos se alargan y las emergencias no tienen horarios fijos.

El ritmo de la actividad médica y el tipo de trabajo dificultan medidas pro-conciliación familiar como el teletrabajo integral o las reducciones de jornada; por ello, las empresas están más concienciadas que nunca de la necesidad de establecer medidas para adaptar la actividad laboral a las necesidades de las personas en las distintas etapas de sus vidas.

¿Qué medidas se pueden llevar a cabo para facilitar la conciliación familiar?

  • Adaptación voluntaria de la jornada: a diferencia de la reducción de la jornada laboral, con la adaptación del horario se distribuyen las horas de trabajo durante los días laborables en función de las necesidades particulares de cada individuo, de manera que el sueldo no se ve afectado.

  • Jornadas continuas o intensivas: en vez de hacer turnos partidos, para poder entrar más tarde o salir más pronto del puesto, se trabaja de manera intensiva según los ciclos y necesidades.

  • Teletrabajo y flexibilidad horaria: que todas aquellas tareas que no requieran de presencia física se puedan realizar desde el propio domicilio, a distancia, a través de las herramientas de comunicación necesarias.

  • Establecimiento de los días de permiso como días “laborables” y no “naturales”.

  • Aumento del permiso de lactancia y/o paternidad-maternidad.

  • Facilitar la recogida de opiniones: Habilitar un buzón de sugerencias sobre cuestiones de conciliación para considerar todo tipo de casuísticas diversas.

  • Compensación flexible: Sistema de retribución en especies, en forma de descuentos o servicios como tickets restaurante, tickets guardería, etc.

Mutual Médica, empresa socialmente responsable

Como empresa socialmente responsable, lo primero que hay que recordar es la humanidad de los profesionales. Mutual Médica basa su actividad en la cultura de servicio social, para ayudar a las personas.

Nuestra misión principal es la de proteger y mejorar la calidad de vida y bienestar de nuestros mutualistas. El origen de la entidad es muestra de ello.

En Mutual Médica, desde el año 2019 contamos con el certificado de Empresa Familiarmente Responsable (EFR), que garantiza la aplicación de procesos para facilitar la conciliación familiar y personal en la compañía. Además, a través de la Fundación Más Familia, una organización sin ánimo de lucro creada para la protección y apoyo familiar, Mutual Médica se ha sometido a distintas auditorias, implementando un sistema de gestión que asegura los derechos de los trabajadores y su bienestar.

Entre las medidas implementadas por la mutualidad para velar y garantizar la conciliación de la vida familiar y laboral, podemos destacar:

  • Flexibilidad en el horario para adaptar su jornada a las necesidades personales y familiares de los trabajadores.  
  • Mejora de los apartados correspondientes del Convenio Colectivo de Seguros, Reaseguros y Mutuas de Accidentes de Trabajo.
  • Mayores beneficios extrasalariales.
  • Definir los sistemas de ayuda en la formación y apoyo económico.

Como hecho relevante, cabe destacar que, aun siendo un año complicado en muchos aspectos, Mutual Medica ha aumentado su plantilla un 10% incorporando a 12 nuevos trabajadores, pasando de 117 empleados a 129 con la intención de seguir acompañando a todos los mutualistas en todas las etapas de su vida.